UTEQ Desarrolla Laboratorios Virtuales

Alumnos y docentes de la Universidad Tecnológica de Querétaro (UTEQ) desarrollan laboratorios virtuales para la automatización industrial, como herramientas didácticas para el aprendizaje de diversas asignaturas que tengan que ver con Controladores Lógicos Programables (PLC), microcontroladores y robótica, entre otros.
Hasta el momento se trabaja en cinco diferentes escenarios independientes que simulan el entorno de la industria.
Creados con software libre, estos escenarios virtuales se traducen en ahorros por concepto de la compra de equipo físico a pequeña escala, su respectivo mantenimiento y espacio, así como por la adquisición de licencias de laboratorios de esta naturaleza que se encuentran en el mercado.
“Muchas veces los laboratorios físicos no pueden adquirirse por sus dimensiones, sin mencionar el costo elevado (…) se pretende adquirir los laboratorios virtuales de una manera más práctica, ya que pueden tenerse en un computador”, compartió el estudiante y desarrollador, Kevin Rivero.
Rodolfo Estrada, otro de los estudiantes desarrolladores, explicó que con los laboratorios virtuales los alumnos podrán hacer programación y comunicación.
“Podemos visualizar lo que viene en los sensores, el monitoreo, puedo intervenir para no hacer un mantenimiento correctivo de última hora, sino atender alguna falla antes de que una catástrofe ocurra, pues eso a las industrias les representa costos enormes”, dijo.
El profesor de la División de Tecnologías de Automatización y asesor del proyecto, Luis Alberto Carmona Martínez, añadió que actualmente los cinco escenarios se encuentran en proceso de animación y lo que sigue es que los desarrolladores hagan la comunicación con el PLC, para mandar instrucciones hacia el laboratorio virtual y éste pueda actuar de acuerdo con la orden que reciba.
La docente de la División de Tecnologías de Automatización y asesora del proyecto, Tania Ortiz Ortiz, expuso que la programación de maquinaria automatizada se realiza – en su mayoría – con PLC, conocimientos que los estudiantes podrán adquirir a través de estos laboratorios virtuales para aplicarlos en la práctica laboral.
Refirió, además, que el docente Alberto Carmona ha logrado comunicar escenarios virtuales con equipos industriales, lo que es una puesta en marcha, una validación de la programación del control del proceso industrial.
“Es decir, el gemelo digital (laboratorio virtual) con realmente equipo industrial está conectado. Esto es algo muy importante porque nosotros, como Universidad Tecnológica, somos de las primeras que estamos trabajando e iniciando “Virtual Comissioning” (puesta en marcha digital) con softwares libres”, apuntó.
Además, se trabaja en el concepto de cosimulación con softwares (correr distintas plataformas para emular el comportamiento de un proceso industrial, en este caso enfocado a la automatización); así, con un PLC virtual los estudiantes podrán desarrollar sus competencias de programación, comunicación y configuración para automatizar.
Este proyecto es parte de los trabajos del Cuerpo Académico de Control y Automatización, declaró la docente.
“Y los que están desarrollándose de manera paralela como gemelos digitales, se puede decir que son parte de una innovación educativa”, finalizó.
En su intervención, el profesor de la División de Tecnologías de Automatización y asesor del proyecto, Alejandro Gómez Hernández, especificó que este desarrollo pone a la UTEQ como una universidad a la vanguardia en el área de la Industria 4.0 y a lado de instituciones que también han estado trabajando en laboratorios virtuales y remotos.
“A nosotros como profesores nos satisface ir generando todos estos productos que a la vez es equipo didáctico que los alumnos están aprovechando”, destacó.
Otros estudiantes que también participan en este trabajo son Uriel Vega y Cristian Bailón que, junto con Kevin Rivero y Rodolfo Estrada, forman parte del programa educativo en Mecatrónica.
El proyecto inició como parte del proceso de estadías en el cuatrimestre septiembre-diciembre 2020 y obtuvo el segundo lugar en la convocatoria interna de Nuevos Talentos Científicos y Tecnológicos del mismo año, lanzada por la Dirección de Innovación y Desarrollo Tecnológico de la UTEQ.