Ser más Empáticos y Cuidarse para Superar Pandemia

Se están perdiendo vidas de quienes esperaban un trasplante y ahora están suspendidas esas cirugías por atender sólo a enfermos de COVID
La Asociación ALE a través de su Presidenta Adriana Castro de Alverde, hizo un fuerte llamado a la ciudadanía, para ser más empáticos con la gente que está sufriendo, la gente vulnerable como los pacientes trasplantados y quienes están a la espera de un trasplante “cuídense, salgamos juntos de esta pandemia, usemos cubrebocas, quedémonos en casa en la medida de lo posible, hay que combatir este virus porque unos mueren al contraerlo, pero nuestros pacientes mueren por falta de atención, de medicamentos, por su fragilidad”.
Lamentó que las cosas no van a cambiar mucho tras el anuncio del gobernador del estado Francisco Domínguez, quien anunció que este lunes 21 de diciembre, Querétaro entrará a la Etapa C del confinamiento AntiCOVID, “el escenario en el que estábamos y estamos hoy es igual para nuestros pacientes trasplantados, porque el COVID vino a afectarnos por el sistema inmunológico de estos pacientes que es muy frágil”.
“A todos los queretanos les pedimos su empatía con esta gente que de por sí ya estaba luchando por tener su trasplante para seguir viviendo, y ahora la espera se está haciendo mucho más larga”, esto luego de que los principales hospitales como el Hospital General de Querétaro, cerraron sus puertas para dar prioridad a la atención de enfermos de COVID, y en el caso de los trasplantes estos fueron suspendidos hasta nuevo aviso.
Si antes nada más era el saber, la duda de cuándo iba a llegar el órgano, ahora no sólo es esperar cuándo podrían recibir su trasplante sino cuándo van a poder los hospitales tener un programa de trasplantes activo de nuevo”, lamentó.
De acuerdo con lo establecido por gobierno del estado, el “Escenario C” contempla entre otras medidas; la suspensión de actividades de centros nocturnos y de espectáculos; el cierre de restaurantes y cafeterías a las 8 de la noche de lunes a sábado y los domingos únicamente con servicio para llevar; el cierre de centros comerciales y comercio en general, a las 5 de la tarde, con un aforo del 30 por ciento y 50 por ciento en el segundo caso, además de una persona por familia; el cierre de supermercados y tiendas de conveniencia a las 8 de la noche; la suspensión de venta de bebidas alcohólicas los sábados y domingos y de lunes a viernes, hasta las 8 de la noche; la prohibición de eventos masivos y sociales con más de 25 personas y, los centros religiosos, sólo podrán abrir con el 25 por ciento de ocupación.