Secretaría de Salud Exhorta a la Población a Realizar Detección Oportuna de Cáncer

La Secretaría de Salud del estado de Querétaro brinda información trascendental sobre el cáncer, en el marco del Día Mundial contra esta enfermedad – 4 de febrero -, fecha promovida por la Organización Mundial de la Salud, el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC) y la Unión Internacional contra el Cáncer (UIC)
Este día tiene como objetivo evitar millones de muertes innecesarias cada año a través de la concienciación y la educación sobre la enfermedad para que las personas en el mundo tomen medidas preventivas.
El lema está centrado en el tema “Yo soy y voy a”, haciendo un llamamiento a cada persona a actuar contra el cáncer. Cualquier acción individual puede suponer un cambio a nivel global, y esto es lo que se quiere reflejar.
El cáncer es una enfermedad que se presenta cuando los cambios que se producen en un grupo de células normales del organismo generan un crecimiento anómalo e incontrolado que da lugar a un bulto llamado tumor; esto ocurre con todos los cánceres, a excepción de la leucemia (cáncer en la sangre).
Si no se recibe tratamiento, el tumor invade el tejido circundante o a otras partes del organismo a través de la corriente sanguínea y del sistema linfático y puede provocar metástasis en puntos distantes del organismo diseminándose a otros órganos y tejidos.
El Instituto Nacional de Cancerología (INCan) de la Secretaría de Salud Federal informa que los tumores malignos se ubican entre las primeras causas de mortalidad en México. Los siete tipos de cáncer más frecuentes son de mama, próstata, tiroides, colon, recto, cérvicouterino y pulmón.
En el país se diagnostican alrededor de 195 mil casos nuevos de cáncer cada año. De esta cifra, 27 mil 500 son cáncer de mama y poco más de 25 mil, de próstata.
Los cánceres pueden deberse a múltiples causas y al igual que otras enfermedades, la mayor parte de ellos son consecuencia de la exposición a diversos factores causales distintos. Es importante recordar que, aunque algunos factores no pueden modificarse, alrededor de un tercio de los casos de cáncer puede evitarse reduciendo riesgos asociados a la conducta y la alimentación, como:

*Evitando el consumo de alcohol, tabaco y drogas.
*Llevando una alimentación correcta
*Realizando actividad y ejercicio físicos.
*Evitando radiaciones o exposición a sustancias cancerígenas.

Los síntomas varían de una persona a otra y dependen del tipo de cáncer, ante cualquier alteración, se debe consultar con un médico:

*Presencia de bultos o masas extrañas en cualquier parte del cuerpo.
*Cansancio, fatiga, falta de aire o tos.
*Sangrados o hemorragias imprevistas.
*Falta de apetito o pérdida de peso repentina.
*Dolor.
*Complicaciones al tragar, al orinar o al realizar cualquier otra necesidad fisiológica.
*Sudor nocturno intenso.
*Manchas en la piel o cambios en un lunar.
*Cambios en las mamas.

Algunas recomendaciones para evitar esta enfermedad son, por ejemplo, seguir una alimentación sana y variada: los que consumen más frutas y verduras tienen índices de mortalidad de hasta el 30% menos que los que consumen poca. Practicar ejercicio físico cada día; el ejercicio físico es un factor protector de algunos cánceres como el de colon. Aplicar las vacunas correspondientes, como la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH).
El amamantar a los hijos reduce el riesgo de cáncer. Asimismo, antes de tomar terapia hormonal sustitutiva, se debe consultar al médico. ya que se ha asociado al riesgo de algunos cánceres.
Asimismo, evitar el tabaco y el alcohol: es conocido que fumar y consumir alcohol da lugar a muchos cánceres y otras enfermedades.
Es importante mantener un peso adecuado: para ello es recomendable moderar la ingesta de calorías y eliminar los alimentos con muchas grasas, sobre todo de origen animal.
Nos debemos proteger del sol, con mayor frecuencia en los primeros años de vida: las quemaduras en la etapa infantil se reflejarán en el cáncer de piel de adultos.
En las áreas de trabajo: Protegerse de cualquier sustancia nociva.
La detección temprana adquiere en el cáncer una importancia fundamental, de forma que existen determinadas pruebas diagnósticas que garantizan identificar a la enfermedad en un estadio muy temprano, con la consecuente probabilidad de curación; como la mastografía para cáncer de mama, papanicolaou para cáncer cervicouterino o determinación de antígeno prostático para cáncer de próstata.
El tratamiento para el cáncer depende del tipo, del estadio en que se encuentre y del estado de salud del paciente.
En los Servicios de Salud del Estado de Querétaro (SESEQ), durante el 2020 se realizaron cinco mil 999 citologías y se identificaron seis casos de cáncer cérvico uterino. Asimismo, se realizaron cinco mil 750 mastografías y se diagnosticó con cáncer de mama 81 casos
Se invita a las mujeres y hombres que acudan a los centros de salud para recibir orientación para detección oportuna de cáncer.