Pide CICQ Incrementar la Conciencia Social y Respalda las Medidas Anunciados por Gobierno

Luego de que el gobernador Francisco Domínguez anunciara que la entidad pasa al “Escenario C”, el presidente del Colegio de Ingenieros Civiles del Estado de Querétaro, Sergio Camacho Hurtado, respaldo estas medidas y aseguro que es fundamental incrementar el sentido de conciencia y responsabilidad, por parte de la sociedad.
Camacho Hurtado destacó que en las últimas semanas se notó la relajación en las medidas por parte de la ciudadanía, lo que llevó a tener centros comerciales llenos, alta concentración de gente en eventos sociales y algunos negocios o comercios, que no fueron estrictos en hacer cumplir las reglas sanitarias.
El presidente del CICQ agregó: “me queda claro que todo esto es un balance frágil entre la parte de salud y la parte económica, porque puede de repente caerse en ser laxos con algunos y estrictos con otros. Sería revisar cómo la actividad económica puede mantenerse de alguna manera a cierto porcentaje de su ocupación o de su trabajo, para tener continuidad, porque ha sido una racha muy difícil, muchos negocios han tronado en este proceso y los que quedan, hay que tratar de mantenerlos, aplicando unas medidas de sanidad muy responsables y comprometidas, como se ha venido haciendo, sin dejarnos soltar la rienda”.
De acuerdo con lo establecido por gobierno del estado, el “Escenario C” contempla entre otras medidas; la suspensión de actividades de centros nocturnos y de espectáculos; el cierre de restaurantes y cafeterías a las 8 de la noche de lunes a sábado y los domingos únicamente con servicio para llevar; el cierre de centros comerciales y comercio en general, a las 5 de la tarde, con un aforo del 30 por ciento y 50 por ciento en el segundo caso, además de una persona por familia; el cierre de supermercados y tiendas de conveniencia a las 8 de la noche; la suspensión de venta de bebidas alcohólicas los sábados y domingos y de lunes a viernes, hasta las 8 de la noche; la prohibición de eventos masivos y sociales con más de 25 personas y, los centros religiosos, sólo podrán abrir con el 25 por ciento de ocupación.