Continúa el Programa Académico COBAQ Te Escucha

En el contexto actual de la enseñanza a distancia, derivada de la emergencia sanitaria por COVID-19, el Colegio de Bachilleres del Estado de Querétaro (COBAQ), continúa con su programa académico COBAQ Te Escucha, el cual ha ido ampliando su alcance del inicial apoyo psicológico para los estudiantes que lo requieran y que actualmente se desarrolla por medio del Aula Psicoeducativa virtual que ofrece charlas interactivas en línea (webinars) para los estudiantes.
Asimismo, funciona con estrecha sinergia con instituciones como la Secretaría de la Juventud (SEJUVE), a través de video conferencias, para el personal administrativo y docente y el trabajo con padres de familia denominado Escuela para Padres.
El programa, iniciado el pasado 1 de septiembre, en el que participa la comunidad educativa del Colegio de las cinco modalidades: Escolarizada, Educación Media Superior a Distancia (EMSAD), Bachillerato Mixto, Preparatoria Abierta y Bachillerato Incluyente con interpretación en LSM (Lengua de Señas Mexicana), hoy es parte importante de las acciones a favor de los estudiantes, toda vez que atiende aspectos socioemocionales para la mejora del logro educativo, permanencia escolar y contribuye a minimizar los riesgos de salud.
También se fomenta de manera ágil y cercana, la reflexión acompañada de vivencias emocionales que coadyuvan al crecimiento personal y en comunidad; ello, con el acompañamiento de profesionales del área psicopedagógica del COBAQ, capacitados para apoyar en situaciones escolares, de estrés, ansiedad, miedo y demás situaciones motivadas por el panorama actual que se vive.
En estos momentos de particular vulnerabilidad para los jóvenes, Arturo Molina Zamora, director general de esta institución educativa, hace énfasis en la directriz marcada en su Plan Estratégico 2017-2021 que, además de visualizar Planteles y entornos sanos, orienta el trabajo pedagógico en la protección emocional de los jóvenes, de tal manera que ante las actuales dinámicas escolares, los efectos psicológicos y etapas de confinamiento entre su comunidad educativa se atiendan adecuadamente; así, el colegio innova y su comunidad educativa aprende continuamente en esta “nueva normalidad”.