Rescatan cuerpo de profundo acantilado

* Más de siete horas trabajaron voluntarios y rescatistas para recuperar el cuerpo.

Tilaco, Landa de Matamoros, Qro. Luego de realizar titánica labor, personal de Bomberos Voluntarios, lugareños y policías municipales encabezados por el Director de Seguridad Pública, se logró rescatar el cuerpo sin vida de joven sujeto que cayó de uno de los acantilados más altos que existen en la región serrana. De acuerdo a información obtenida por El Regional, quien en vida respondía al nombre de Francisco Sánchez Zamora de 28 años, subió acompañado al parecer por dos familiares, uno de ellos, Aurelio fue quien bajó a pedir auxilio al delegado de la comunidad, y éste a su vez solicitó el apoyo para rescatar el cuerpo de Francisco, informando que éste había caido y aún tenían la esperanza de encontrarlo con vida.

Se conoció también que la Dirección de Seguridad Pública de Landa de Matamoros solicitó el apoyo de Bomberos Vountarios de La Lagunita, que sin contar con el material necesario para realizar rescate vertical, con sogas y el apoyo de lugareños llegó al lugar del accidente para rescatar más de siete horas después el cuerpo del infortunado joven que rodó aproximadamente 500 metros en caida libre.

Se logró conocer que se solicitó la intervención de Protección Civil en el Estado y el apoyo con un helicóptero ya que se trataba de rescatar el cuerpo de entre un grupo de altos riscos. Sin embargo se les informó que debido a la neblina no podían enviarlo y que además la persona ya había fallecido, y ellos solo rescatan heridos. Agregando que esto le correspondía al Ministerio Público, cuyo personal arribó a las 16:30 horas.

Para esas horas los rescatistas, Bomberos y Voluntarios habían logrado subir el cuerpo sin vida de Francisco, por lo que el agente del ministerio público realizó las indagatorias correspondientes y ordenó el traslado del cuerpo al Servicio Médico Forense de Jalpan para la práctica de la necropsia de Ley.

El director de Seguridad Pública de Landa de Matamoros, informó que el lugar donde se suscitó el accidente es conocido como El Cerro del Sapo, o Cerro Grande, el más alto de la Sierra Gorda, y en el que realizan el viacrucis los vecinos de Tilaco.

Cabe mencionar que el apoyo que brindaron los lugares fue de gran importancia, ya que se encargaron de guiar a los rescatistas, además de acercarles agua y comida para que “recargaran las pilas”, después de realizar la labor de rescate.

Para llegar al cerro, se agregó se tienen que caminar más de dos horas por un estrecho camino, obligando a los rescatistas a hacer brecha para llegar hasta donde se encontraba el cuerpo sin vida del infortunado sujeto, que gracias a estas personas no tuvo que permanecer en ese lugar por más tiempo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*