Reforesta UAQ Áreas Afectadas por Obras Civiles con Plantas Nativas

• Las especies con las que se trabaja son el huizache, mezquite, palo bobo, palo dulce, colorín, cactácteas, mamilarias y opuntias.

Desde el 2014 a la fecha, la Facultad de Ciencias Naturales (FCN) de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) ha ubicado 60 mil plantas de especies nativas en zonas afectadas por obras civiles, en colaboración con empresas privadas; esto, en comunidades de la entidad y también en el estado de Guanajuato.

Así lo informó el Dr. Víctor Hugo Cambrón Sandoval, catedrático de la unidad académica y responsable del programa “Manejo y conservación de plantas nativas para restauración de áreas degradadas”, quien señaló que desde hace aproximadamente cuatro años comenzó a trabajarse en conjunto con empresas e industrias que generan construcciones –como gasoductos- que impactan en la flora nativa.
El esquema bajo el cual opera el proyecto es realizar un estudio previo de la zona que será intervenida, para rescatar la vegetación nativa y posteriormente, al terminar los trabajos de construcción, reubicar las plantas para disminuir el impacto ambiental, ecológico, hidráulico e incluso de paisajismo.
Las especies nativas con las que se trabaja son el huizache, mezquite, palo bobo, palo dulce, colorín, cactácteas, mamilarias y opuntias.
“Además de rescatar ejemplares de las plantas y traerlas al sombreadero de la Facultad para su conservación, recuperamos material genético para generar protocolos de propagación, que en estas especies es muy complicado y que los estudiantes están diseñando y desarrollando con la experiencia de estos trabajos”, indicó el Dr. Cambrón Sandoval.
El docente de Ciencias Naturales expresó que al principio fue complicado vincularse con las empresas privadas para realizar los trabajos de rescate de áreas verdes, sin embargo, con el tiempo, y después de participar en concursos y licitaciones, ya son las industrias las que buscan directamente a la UAQ para que le ayuden a minimizar el impacto ambiental de sus desarrollos o construcciones.
“Trabajamos a la par en el desarrollo de gasoductos, de avenidas, boulevares y parques urbanos. Todas las áreas en donde se requiera hacer una obra civil y se pretenda cuidar de la vegetación nativa. A veces no se les tiene mucha fe a las especies nativas porque no se ven ‘tan frondosas’, pero para la situación climática e hidrológica de Querétaro son idóneas, necesarias y más adaptables”, apuntó el académico.
El sombreadero de la FCN, ubicado en campus Juriquilla, tiene la capacidad de producir alrededor de 30 mil plantas de especies nativas al año; que están disponibles a la venta directa y para trabajos de rehabilitación y reforestación.

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*