Preocupa al sector salud aumento de embarazos en adolescentes

Una de las principales preocupaciones del sector salud es sin duda el incremento de embarazos en adolescentes menores de 19 años, manifestó en entrevista para El Regional, el doctor José Ignacio Rangel Solorio, titular de la Jurisdicción No. 4 con sede en Jalpan. En ese tenor el facultativo mencionó que de enero a agosto del año en curso esa dependencia ha atendido 739 embarazos, 172 de los cuales corresponden a mujeres de de menos de 19 años, es decir, explicó, que de cada 100 mujeres embarazadas 23 son menores a la edad referida.

Asimismo Rangel Solorio precisó que este fenómeno se está presentando con una mayor incidencia en el municipio de Arroyo Seco en donde se tienen registrado que de cada 100 mujeres embarazadas, 28 corresponden a menores de 19 años.

Preguntado al respecto, el titular de la Jurisdicción comentó que también se tiene registrado un embarazo en adolescente de 12 años, en tanto que la mayoría de casos de embarazos de adolescente se registra en jóvenes de entre 15 y 18 años.

Esta situación, agregó, nos preocupa, porque se incrementan las complicaciones o se tiene un factor de riesgo que podría aumentar las estadísticas de muerte materna, pues el embarazo en adolescentes ya es un factor de riesgo por la edad.

Otra de las situaciones que se presentan es la del nacimiento de niños prematuros, o enfermedades hipertensivas, a este se le llama preeclampsia o eclampsia y que es frecuente en las adolescentes embarazadas.

Se tiene también niños de bajo peso, desnutridos, infecciones en vías urinarias o cuestiones de otro tipo, pero que ya son menos frecuentes, pero básicamente los que mencioné son los problemas que nos generan las adolescentes embarazadas, y hay que atenderles.

Desde su punto de vista particular, Rangel Solorio mencionó que esta situación se podría disminuir si los jóvenes recibieron una educación sexual apropiada, ya que dijo, el hecho de que un adolescente ejerza o quiera ejercer ese derecho de su sexualidad, no necesariamente tiene que terminar en un embarazo, pues para eso hay métodos de planificación familiar.

Señaló que dar un condón a un adolescente no necesariamente implica que se le esté dando permiso para tener relaciones sexuales, pero sí es importante que al darle un preservativo se le dijo que debe utilizarlo con responsabilidad y cuando así él lo considere.

Dijo además que otra forma de ayudar para evitar los embarazos en adolescentes es al comunicación que debe haber con los jóvenes, la comunicación -agregó- específicamente de la familia, de los padres, de los maestros, de nosotros como personal de salud, hay que darle más atención a los jóvenes.

Especificó que esta atención debe estar enfocada a la información veraz, real, porque con esto se puede lograr una buena educación sexual reproductiva, “una buena información debe atender diferentes aspectos, y considero que esto nos ayudaría a reducir un poco los embarazos en este grupo de edad.

Indicó asimismo que dentro de la educación sexual deben ir incluidos los valores fundamentales, como es el respeto, la tolerancia y todos los valores que involucran las relaciones interpersonales, ya que si estos son debidamente identificados y los ejercemos, se evitará que las situaciones que se están presentando entre los adolescentes sigan aumentando.

¡Dejanos un comentario!

Your email address will not be published.