Postura de partidos

Desde su curul, al fijar la postura del PAN, el diputado Juan Bueno Torio, destacó los avances de esta reforma que dijo fomenta la productividad y competitividad en los centros de trabajo, así como la dignidad y seguridad jurídica de empleadores y trabajadores. “Se mantienen los derechos de los trabajadores contemplados en el 123 constitucional. No toca el derecho de huelga, y mienten quienes dicen esta patraña.”

El panista argumentó que se impedirá que partidos e instituciones como la ALDF contraten empresas que explotan a trabajadores, pero lamentó que no se haya avanzado en el fortalecimiento de la rendición de cuentas en los sindicatos a sus agremiados, temas que fueron excluidos de esta reforma.

A nombre de la bancada del PRI, Héctor Humberto Gutiérrez de la Garza, respaldó la reforma que calificó de avanzada y dijo, “los priístas no somos de ocurrencias, venimos de muchos años de respeto al país” al tiempo que garantizó que se protegerá a los trabajadores con estos cambios.

Silvano Aureoles, del Partido de la Revolución Democrática, afirmó que la reforma tiene fallas de origen y procedimiento y comentó que es una provocación que al final de un mandato de Gobierno se presente, por lo que anunció el voto en contra “en lo general”.

“Sigue intacto el viejo esquema del sindicalismo charro y corporativo del PRI. Eso es una vergüenza nacional”, dijo el perredista quien criticó que en la reforma quedó limitado el asunto del trabajo femenino y se quedó muy limitado el trabajo infantil.

En su oportunidad, José Angelino Caamal, de Nueva Alianza, exhortó al diálogo, a la unidad, a la búsqueda de la conciliación y la coincidencia para poder establecer las normas, las reglas que garanticen dar un nuevo nivel de productividad y de pleno respeto al tema del trabajo que es un derecho humano.

A su vez, Ricardo Monreal, del Movimiento Ciudadano, expuso el voto en contra del dictamen. Expresó “lo que están haciendo no tiene madre” al señalar que el PRI y el PAN están actuando con irresponsabilidad. “Están acabando con las conquistas de los trabajadores.”

También Alberto Anaya, del Partido del Trabajo, declaró que no es profundizando el proyecto neoliberal como saldrá el país de la crisis y expuso que con esta reforma México seguirá siendo una gran fábrica de pobres.

En su oportunidad, Tomás Torres Mercado, del PVEM, anunció el voto a favor de su bancada y expuso: “lo hacemos en congruencia, no como quienes dejan de pagar las cuotas del IMSS en el proceso electoral”.

Y cuando inició la discusión “en lo particular” los legisladores de izquierda que habían tomado la tribuna, anunciaron que la dejarían libre.

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*