En Temporada Aumento en Infecciones Gastrointestinales

*El IMSS recomienda la ingesta de líquidos para evitar la deshidratación
*Niños menores de cinco años y adultos mayores, los más vulnerables

Querétaro, Qro., 6 de marzo de 2018 . – El aumento en la temperatura ambiental viene acompañado de un incremento de hasta 30 por ciento en las atenciones por infecciones gastrointestinales en consulta de Medicina Familiar que proporciona la Delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Querétaro, ya que el calor propicia la propagación y el cultivo de bacterias causantes de este tipo de padecimientos.

“Disminución en la consistencia de las heces fecales, el aumento del número de evacuaciones al día, dolor abdominal y, en algunos casos, fiebre, son algunos de los síntomas que se pueden presentar si se trata de una infección gastrointestinal”, señaló la epidemióloga de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) número 13 del IMSS, doctora Maritza Maldonado Cisneros.
Agregó que este tipo de infecciones son originadas por microorganismos tales como bacterias, virus o parásitos, los cuales encuentran en el calor y la falta de higiene las condiciones propicias para desarrollarse; de igual forma, “si la persona tiene bajas sus defensas, puede ser un buen huésped para contraer una infección de este tipo”, señaló la especialista.
Durante la temporada de calor aumenta el consumo de líquidos o alimentos frescos, los cuales, muchas veces, son adquiridos en puestos de la calle que no cuentan con la higiene adecuada durante su preparación y que constituyen un riesgo para la salud, especialmente para la población más vulnerable que son niños menores de cinco años y adultos mayores.
El aumento de las evacuaciones significa una gran pérdida de agua y electrolitos del organismo, lo que puede resultar en un cuadro de deshidratación, que, si no se trata a tiempo, puede traer serias complicaciones y poner en peligro la vida.
Parte del tratamiento va a depender del nivel de deshidratación, “cuando la infección dura pocos días, con consumir en casa suficientes líquidos a libre demanda, es suficiente para la recuperación, sin embargo, cuando la deshidratación es de moderada a grave, se va a requerir atención de Primer y Segundo niveles, además del suministro de líquidos vía intravenosa”, añadió la doctora Maldonado.
Finalmente, el IMSS exhorta a la población a evitar consumir alimentos y bebidas preparadas en la calle, así como lavarse las manos antes y después de ir al baño, evitar la automedicación y acudir al médico para recibir una atención oportuna en caso de presentar alguno de los síntomas antes mencionados.