En Jalpan, autoridades se cierran al diálogo

Pese al compromiso que adquirieran tanto regidores como el jurídico del Ayuntamiento Jalpense la semana pasada con comerciantes ambulantes de esta ciudad, y a pesar de haber presentado una solicitud de audiencia para dialogar y lograr acuerdos que beneficien a ese sector, las autoridades jalpenses se han cerrado al diálogo, afirmó una de las integrantes de la Unión de Tianguistas de Jalpan.

“Esta actitud de parte del edil nos deja claro que no está dispuesto a dialogar con nosotros, y quiere seguirnos tratando como si fueramos delincuentes, pues ya nos informaron que pondrán policías y patrullas para que no nos dejen ocupar nuevamente los espacios sobre la calle Jiménez”, aseguró.

Al mismo tiempo dijo que ellos -los tianguistas- seguirán buscando el diálogo y que de no darse este, buscarán la forma de ser escuchados pues no es justo que se les esté ignorando, cuando ya se había hecho un compromiso con los regidores.

Por lo pronto ayer sábado los comerciantes no ubicaron sus puestos sobre la mencionada calle, sin embargo si llegaron hasta esta redacción personas de quienes por razones obvias omitimos nombres para evitar cualquier represalia quienes nos comentaron que desde temprana hora un contingente de uniformados armados con toletes, patrullas e incluso la ambulancia de Bomberos Voluntarios se apostaron en este lugar.

“Con este tipo de actitudes nos queda claro que estamos siendo gobernados por un alcalde represor e impositivo que no mide las consecuencias de sus actos, pues la mayor parte de las personas que ahí laboramos como comerciantes somos mujeres”, señalaron.

Por otro lado cabe destacar que al respecto entrevistamos a uno de los fiscales quien se negó a dar información de porqué se había llamado a la policía, y solo se limitó a contestar: “No haré ningún comentario, si gusta pase al departamento de comunicación social”.

Al insistirle porque no se dio el diálogo como se había acordado, el fiscal nuevamente dijo: “No voy a hacer comentarios, yo solo recibo órdenes”.

Poco más tarde El Regional observó como se impidió que uno de los comerciantes se ubicara en el puesto que ya tenía listo, argumentando que este espacio ya se había asignado a otros tianguistas, razón por la cual los propietarios del lugar mandaron llamar a un abogado.

En su momento platicamos con una de las personas que son propietarias del espacio -una bodega- quien nos comentó que todo el problema lo ha originado el fiscal Maurilio Santos, a quien sin hacerlo formalmente, mucha gente acusa de extorsionar a los tianguistas.

Este y otro tipo de acusaciones se han hecho a este fiscal de quien dicen “no puede ser juez y parte” y debería ser destituido de su cargo, pues solo le da preferencia a sus familiares y amigos, además de dedicarse a vender mercancía pirata, afirman algunos de los comerciantes que no se atreven a denunciar ante las autoridades este tipo de anomalías con tal de no ser perjudicados.

Por y ante las situaciones que se están están sucediendo entre el sector de tianguistas ambulantes, los quejosos hicieron un llamado a las autoridades para que respondan a la petición de dialogar con ellos y lograr acuerdos que beneficien a ambas partes.

“Aunque esto se ve prácticamente imposible, pues la cerrazón del presidente es evidente”, puntualizaron finalmente.

¡Dejanos un comentario!

Your email address will not be published.