El Siniestro. De cantina a cantaleta

 
POR Héctor Sinecio Moreno

Una historia común con personajes comunes, al calor de unas copas y tras molestar a una Dama se arma un zafarrancho en una cantina, donde los provocadores huyen sin pagar la cuenta, algo que pasaría desapercibido de no ser porque es una figura pública que administra recursos públicos, como Dirigente de un Partido Político, concretamente Acción Nacional quien irresponsablemente, acusa a los medios de magnificar un incidente de bo-rrachos, cuando por menos que eso crucificaron inmisericordemente a su Ex Líder Nacional, Manuel Espino, por no haber pasado la prueba del alcoholímetro, lo que habla de una amnesia política muy selectiva.

Queda claro que al propio PAN corresponde juzgar sus actos y en su momento sancionarlos de forma pública o privada, sin embargo es lamentable que un joven como José Báez quien tiene una larga carrera política por delante, comienza dando esos espectáculos con los reflectores encima, pero más allá de todo eso sus alegatos son ampliamente infantiles, pues aunque culpe obstinadamente al Diario de Querétaro, ese medio nunca comenzó el pleito donde hasta fotografías hubo, pues en su momento Acción Nacional tuvo precisamente en este periódico la vocería de sus logros, lo que habla de la doble moral del PAN.

¿Porqué doble moral? Por qué para los panistas y mire que son varios, hay dos tipos de periodistas o comunicadores, los que reconocen sus logros y los maiceados, en esa visión maniquea de ¿Estás conmigo o en contra mía? Pues estás en lo correcto, si hablas bien de mi, como generalmente lo hace un Diódoro Carrasco, pero sumamente equivocado cuando lo hace un Luis Gabriel Osejo o un Aurelio Peña Tavera, quienes como el primero también expresan cosas positivas cuando éstas lo son, pero su propia ética los obliga en su momento, a decir las cosas como son, lo que les da a todos ellos veracidad.

Pues no es un delito capital decir que Marcos Aguilar es un político capaz, brillante y sumamente inteligente, aunque también es cierto que su mecha corta y una carencia de inteligencia emocional, además de un protagonismo desmedido afecta en muchas ocasiones, la percepción que se tiene de su persona, lo que le lleva a cometer errores de Agenda Setting como buscar sacar raja política de la muerte de un ciclista, todo ello para remarcar que promovió una ley, misma que no hubiera evitado el artero crimen con alevosía y ventaja, como si un simple diputado prohibiera la muerte solamente legislando.

Lamentablemente esa piel tan sensible no abona, Pancho Domínguez previamente acusó al Diario en su época de Alcalde, para después tener que disculparse públicamente y antes en privado, comentar con su Director Vázquez Raña, como si el hecho de estar en la oposición, los convirtiera en intocables, para hacer una victimización de su persona, cuando precisamente la Ley y la ética periodística otorga el Derecho a la Réplica, pues lo que se ve no se juzga, hecho al fin es y del dominio público, pues la Agenda de Medios la hacen quienes generan los contenido es decir los que dan nota.

Por eso en lugar de inventar linchamientos y provocar escándalos, que luego provocan que se indignen sus propios participantes, hágame el favor, porque se ventilan a la luz pública, debieran éstos panistas personajes públicos que aclaro no son todos, preocuparse en hablar de cosas que son del interés del ciudadano, porque esa cantaleta de víctimas y mártires, nos hablan de egos muy grandes y de narcisos calvos que se ahogan en un vaso de agua.

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*