Código Político: año 2009

Por Juan José Arreola

Al inicio del 2009, dos temas fundamentales prevalecen en el pensamiento colectivo de los mexicanos y, obviamente, de los queretanos. Uno es el de la situación económica y el otro la electoral. Infortunadamente en ambos casos ha crecido la incertidumbre más que las certezas o la confianza de saber hacia dónde vamos. Por eso es que en la primera -en la económica- el pensamiento colectivo considera que las cosas están empeorando; en lo político, mientras tanto, las intenciones de voto se han modificado sustancialmente hasta llegar al grado de no existir certeza para vaticinar resultados.

Justamente por esto es que vale la pena conocer los resultados que sobre ambos aspectos, fueron obtenidos por la encuesta denominada “Economía, Gobierno y Política”, elaborada en diciembre del 2008 por “Consulta Mitofsky”.

*Pensar la economía

De acuerdo al trabajo citado, el 85 por ciento de la población mexicana percibe que la situación económica está peor que el año anterior por lo que las expectativas para este 2009 también se ven deterioradas. Tres de cada cuatro mexicanos considera que la situación empeorará aún más, en especial en el centro y el bajío del país.

En el estudio se consigna que “la percepción de que México vive una crisis económica registra nuevamente su máximo histórico de en los últimos ocho años (56 por ciento) mientras que seis de cada diez mexicanos piensa que los precios aumentarán ‘mucho’ en los próximos doce meses”. Esa misma proporción de encuestados considera que el país va por un rumbo equivocado, aún cuando no responsabilizan de esta situación al Presidente de la República, Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, pues el mandatario alcanza una evaluación de 62 por ciento.

Y aún cuando claramente para los mexicanos la economía sigue preocupando más que la inseguridad, el monitoreo mensual que realiza “Consulta Mitofsky” refleja que las instituciones en las que menos se confía son los partidos políticos, los diputados, los sindicatos, los senadores y la policía. Por el contrario, la mayor confianza se brinda a las universidades, la iglesia, el ejército, los medios de comunicación y el Instituto Federal Electoral.

Esta situación se ve claramente reflejada en la percepción que se tiene con respecto a la actividad política y de los políticos, pues de diciembre de 2007 a diciembre de 2008, se ha incrementado la evaluación negativa de la misma. Al cierre del 2007, 66.8 por ciento de la población tenía una percepción negativa de la política, incrementándose hasta alcanzar el 74.3 por ciento en diciembre de 2008.

En la región del centro del país (83.8 por ciento) y el la Sur-Sureste (76.5 por ciento) fue en donde se incrementó mayormente la percepción negativa de la política, en contraparte, en la zona del bajío mexicano (en donde se ubican los estados de Aguascalientes, Guanajuato, Jalisco, Michoacán y Querétaro) la percepción negativa de la política se redujo de 68.7 a 65.9 por ciento.

*Lo electoral

Con miras a las elecciones del 5 de julio, Consulta Mitofsky destaca tres elementos clave que encontró con su monitoreo mensual efectuado el último mes del pasado año. Primero, que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) mantiene una tendencia de crecimiento y se ubica con su mejor identidad partidista desde diciembre de 2006 (31.9 por ciento). Por su parte, el Partido Acción Nacional (PAN) baja a 21 por ciento y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) se instala en diez por ciento.

Segundo, que el PRD se mantiene como el partido más rechazado por la población, pues 43 por ciento dice que nunca votaría por él. El PAN llega a 27 por ciento de rechazo y el PRI mejora un punto porcentual con respecto a septiembre y se ubica en 23 por ciento.

Tercero, que si la elección de diputados federales fuera hoy, 35.6 por ciento de la población votaría por el PRI; 22.7 por ciento lo haría por el PAN y 11.2 por ciento por el PRD. Tres por ciento lo haría por otros partidos, lo que augura pocas posibilidades de alcanzar el registro en todas las fuerzas contendientes.

Y al igual que en lo económico, Consulta Mitofsky analiza al país dividido en regiones. Así, en el caso del bajío, que para los fines de su estudio, comprende los estados de Aguascalientes, Colima, Guanajuato, Querétaro, Jalisco y Michoacán, los resultados muestran que prevalece la intención de voto para el PAN, aunque la ventaja es cada vez menor con relación a la segunda fuerza electoral de la región, que es el PRI.

En diciembre del 2008 el PAN obtuvo 32.5 por ciento de las intenciones de voto contra 31.8 por ciento a favor del PRI y 8.4 del PRD. Esto es, una diferencia de tan solo 0.7 por ciento entre los dos principales partidos políticos. Si esta tendencia se llegara a mantener en términos generales, estaríamos en condiciones de afirmar que la contienda electoral en la región del bajío será sumamente cerrada y por ende, cualquiera de ambas formaciones podría triunfar.

No debemos olvidar, sin embargo, que es una medición realizada en diciembre, justo cuando los barruntos de la tormenta económica ya se dejaban escuchar; que fue elaborada en una región que engloba a seis entidades que mantienen claras diferencias en su comportamiento electoral y, finalmente, que está en función de la intención de voto para diputados federales. En contraparte hay que decir que lo encontrado en este estudio tiene el suficiente sustento para que los partidos políticos, sus dirigencias nacionales, pudieran llegar a modificar el mecanismo de elección de los candidatos a esas diputaciones.

Es más, vale recordar que el presidente en Querétaro del PAN, Edmundo Guajardo Treviño estuvo la semana anterior en la ciudad de México en pláticas con su dirigencia nacional para determinar el mecanismo de elección. Hiram Rubio, presidente del PRI confirmó que también se analiza el mecanismo de elección, en tanto que el presidente del PRD, Horlando Caballero ya confirmó que procederán a elegir candidatos de unidad. Todos se preparan para evitar rupturas, aunque ninguno tiene garantizado que no sucederán.

¡Dejanos un comentario!

Your email address will not be published.