Aprueban Reglamento de Protección Ambiental y Cambio Climático del Municipio de Querétaro

Con el objetivo prioritario de ser un documento rector de la política de protección ambiental, el cual incluye disposiciones que favorecen la concurrencia y la transversalidad, fue aprobado por unanimidad en sesión extraordinaria de cabildo de Querétaro, el Reglamento de Protección Ambiental y Cambio Climático del Municipio de Querétaro.

El alcalde capitalino, Marcos Aguilar Vega, afirmó que tiene claro proteger el medio ambiente como principio fundamental, “para construir una ciudad más sostenible y con mejor calidad de vida. Bajo premisa, el gobierno a mi cargo ha impulsado la mayor política medioambiental en la historia de nuestro municipio”, y agregó que también se han integrado criterios de mitigación y adaptación al cambio climático, para cumplir de forma integral los acuerdos internacionales.
Aguilar Vega, explicó que, en los 26 meses de su gestión municipal, el objetivo fue implementar medidas para transformar la forma de actuar, de consumir y de vivir en la ciudad, para lograr un resultado disruptivo que permita garantizar plenamente el derecho fundamental a un medio ambiente sano. Por lo que aseguró, que, gracias al trabajo del Ayuntamiento, se cumple con ese importante objetivo.
“El Reglamento de Protección Ambiental y Cambio Climático del Municipio de Querétaro, que hoy hemos aprobado, abroga el Reglamento anterior y coloca a nuestro municipio como líder nacional en la materia medioambiental, al incluir los conceptos más actuales que armonizan nuestro marco jurídico con el marco jurídico internacional, es especial con el Acuerdo de París, el documento medioambiental más importante de la historia”, indicó el edil capitalino.
A su vez, refirió que esta nueva reglamentación incorpora nuevos instrumentos de política ambiental, que permitirán un mayor grado de información y coordinación con empresas, sociedad y academia, para llevar a cabo un ejercicio responsable y compartido del cuidado del medio ambiente. También incluye una disposición única a nivel nacional, que tiene como objetivo acabar con la contaminación derivada del uso de bolsas de plástico desechables.
Recordó que esta disposición es resultado de un diagnóstico que determinó que el uso de estas bolsas es sumamente nocivo para el medio ambiente, e indicó que en el municipio se usan diariamente 2 millones de bolsas de plástico desechables, que generan 8 mil kilogramos de dióxido de carbono a la atmosfera. Además de que cada una de ellas, tarda en degradarse entre 100 y 500 años, dañando en ese tiempo los ecosistemas terrestres y acuáticos.